El social commerce ha dejado de ser una tendencia para convertirse en un requisito casi imprescindible para las marcas. El usuario online ha madurado y conoce de sobra las posibilidades de internet por lo que, antes de comprar, busca el producto, compara precios y reseñas, analiza valoraciones y después de ese proceso se decide a hacer la compra.

Ante este panorama, para llamar la atención del consumidor online las marcas deben llegar a él a través de reseñas y opiniones sobre sus productos, que tendrán más peso si  parten de los amigos del consumidor, porque la credibilidad aumentará hasta el 70%. Así nace una nueva forma de consumo donde el social commerce,  que basa la experiencia de compra en las recomendaciones y opiniones de otros usuarios, toma el liderazgo.

 

Llega Recomendar, la revolución del social commerce en España

logo Recomendar

Esta forma de consumo llega ahora a España de la mano de Recomendar, un portal made in Canarias que da al comprador lo que quiere: en  el  momento  en que está comparando y buscando recomendaciones, cuando se ve motivado por la necesidad de encontrar información que respalde su decisión de compra, Recomendar le muestra un catálogo de productos que cuentan con la aceptación de usuarios que, como él, quieren comprar online la opción más recomendable.

En sólo dos meses de funcionamiento Recomendar ha duplicado su número de usuarios, que actualmente rondan los 3.000 (y subiendo) así como las visitas, que superan ya las 1.500 diarias. No es de extrañar una acogida tan positiva: con un catálogo de más de 5.000 productos (que crece a una media de 300 nuevos productos compartidos semanalmente por los mismos usuarios) el comprador encuentra desde coches para gatos hasta jarrones de diseño. Entre todas estas posibilidades, los productos más populares en cuanto a visitas recibidas son los englobados en las categorías gadgets y lectura.

Categoría Hogar

Esta plataforma social commerce (que podría resumirse como la versión comercial de Pinterest) combina la imagen, la socialización, la inspiración y la facilidad de compra. Los usuarios pueden compartir los productos que les gustan (en forma de wishlist) y dejar sus opiniones y valoraciones sobre las marcas, pueden seguir a un usuario y ver sus productos favoritos o compartir los productos en tus perfiles sociales. Todo ello en un entorno de lo más visual, muy al estilo de Pinterest. La diferencia es que mientras Pinterest se enfocó en sus inicios en compartir imágenes inspiradoras con un objetivo de puro entretenimiento, Recomendar crea un vínculo directo entre las fotografías y el vendedor, convirtiendo una experiencia social en un proceso de compra con un solo clic.

Según Yaye Cáceres, CEO de Recomendar, “Las recomendaciones de otros usuarios lideran ahora más que nunca el motor de la decisión de compra. Con Recomendar, nosotros ofrecemos ahora, por primera vez en España,  una comunidad que aúna compradores, marcas, y recomendaciones en un mismo espacio, de una manera visual y sencilla, para facilitar todo el proceso de la toma de decisiones”.

Actualmente Recomendar tiene a la venta productos de más de 300 vendedores diferentes. Es sólo cuestión de tiempo que el resto de las marcas acaben fijando su mirada en  este nuevo medio de promoción y contacto directo con los clientes, convirtiendo a Recomendar en la revelación del social commerce en España.

No en vano, el proyecto Recomendar ha recibido ya los premios EmprendedorXXI de La Caixa, el premio Emprendedores Fyde Canarias y fue uno de los proyectos que formaron parte del programa 2020 for 2020 Startup Madrid.

 

Una experiencia asentada en EEUU

El internauta de hoy no se impresiona fácilmente. Su principal motivación al elegir una marca es el grado de confianza que ésta le infunda, señala el informe Hacia un modelo de Total Retail, elaborado por PwC. Por tanto, una referencia fiable por parte de otro comprador supone un mejor reclamo incluso que el precio

Google trends

Con un rápido vistazo a las tendencias de búsquedas en Google Trends descubrimos un crecimiento imparable en la utilización de la expresión “Opiniones”.

La interpretación de este gráfico es sencilla: los compradores quieren saber qué opinan otras personas sobre ciertos productos. Algunas personas han sabido ver el gran potencial de esta necesidad de los usuarios. Entre ellos, Deena Varshavskaya, fundadora de la plataforma californiana Wanelo. En 2010, Varshavskaya se dio cuenta de que los compradores demandaban un espacio donde estar en contacto con todas sus marcas y tiendas favoritas, y donde volcar sus opiniones sobre cada producto.

Esta idea está adquiriendo una notoria popularidad en EEUU: la mencionada Wanelo cuenta ya con seis millones de usuarios registrados en su web y aplicación móvil, y de ellos el 70% hace uso de la plataforma al menos una vez al mes. Otro ejemplo es The Fancy, que aunque cuenta con un enfoque más comercial y menos social, congrega ya a otros cuatro millones de usuarios.Recomendar, trae ahora esa experiencia a España ofreciendo a consumidores y marcas mucho más que una nueva red social: una nueva experiencia de compra más acorde a las tendencias actuales.